home Atarjea Éxito en la 5ta Feria Regional del Maíz Criollo en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda de Guanajuato

Éxito en la 5ta Feria Regional del Maíz Criollo en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda de Guanajuato

Redacción.- Al son de la música de huapango arribeño, el cobijo de la sierra y las ollas de atole de maíz de teja, gorditas de maíz y pozole, los productores de maíz criollo, autoridades federales y municipales, escuelas de la comunidad El Carricillo, Atarjea, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Universidad de Guanajuato, del INIFAP, del Museo de Historia Natural Alfredo Dugés y del Jardín Botánico El Charco del Ingenio, recordaron que somos la raza del maíz, durante la 5ta. Feria Regional de Maíz Criollo, celebrada el pasado 02 de diciembre en la comunidad El Carricillo Atarjea, Guanajuato.

El ambiente festivo se divisó en los coloridos estands adornados con joyería, candelabros, flores, canastas, vestidos para muñecas, máscaras y otras artesanías, así como platillos típicos elaborados a base de los maíces criollos que se cultivan en la región. El evento inició con una bienvenida tradicional en palabras del C. J. Concepción Sánchez Mata, Presidente del Comité de la Feria y del Prof. José Luis Rivas Loyola, Presidente Municipal  de Atarjea, Guanajuato, donde resaltaron la importante labor que tienen los agricultores por preservar la razas criollas y la herencia cultural del sistema milpa; se hizo una ofrenda a los guardianes del maíz a cargo del C. Luis Felipe Vázquez Sandoval, Director de la Reserva de la Biósfera Sierra Gorda de Guanajuato quién recordó a los campesinos ausentes que han partido y cuyo legado ha permitido que en la actualidad se cultivan razas criollas para el consumo de las familias campesinas y su conservación genética.

En esta quinta edición, además de destacar el cultivo de semillas criollas de maíz, calabaza, chile, chayote y frijol, ofreció un espacio para difundir temas prioritarios como los efectos del cambio climático sobre la producción agrícola, la importancia de usar bioinsecticidas en el control de plagas y los pasos a seguir para que la agricultura sea una actividad sustentable, donde la milpa es un medio para la conservación de la agrobiodiversidad. Al mismo tiempo sirvió de marco para el fomento de la cultura a través de juegos mexicanos de mesa, la danza tradicional de los Robenos y otros bailables folclóricos que presentaron personas de la tercera edad, el grupo Rulatza Guaya, estudiantes de la primaria, secundaria y bachillerato (SABES) de El Carricillo, de la representación del Popol Vuh, de los versos del cuarteto femenil de huapango arribeño “Las Serranitas” oriundas de la comunidad de Palomas y de las palabras provocadoras del poeta e historiador Eliazar Velázquez Benavides, que nos recordó que a través de la

música se tejen y salvaguardan las historias, tradiciones y se promueve la conservación de la Sierra Gorda.

Para la clausura del evento, se dio la entrada a trovadores del grupo de huapango “Los Hernández”, provenientes de la comunidad El Durazno, Atarjea para el deleite y disfrute de los presentes, que, con su música y versos improvisados en coplas, hicieron bailar a propios y extraños, recordando que el maíz es parte de la vida rural por lo que se debe de defender y gritar a los cuatro vientos “Viva el maíz criollo”.

Comentarios

Escribe un comentario Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de elnoreste.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido. Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a elnoreste@yahoo.com

Jonas Mostacho®

Diseñador Gráfico con experiencia en marca, identidad, cartel, ejerciendo el diseño editorial enfocado al desarrollo de aplicaciones digitales e impreso.